miércoles, 5 de agosto de 2009

Sin título.

7 Noviembre 08

Ni siquiera se saludaron. El abrazo fue tan intenso que sintió su cuerpo flotar. Se habían echado tanto de menos. Necesitaba abrazarle, sentirle, saber que esta vez no se le escaparía de entre los dedos. Escuchaba su voz, sabía que le hablaba. Fue entonces cuando abrió los ojos. Por un momento esperó asustarse, pero era tan hermoso... un cielo negro, estrellado, inmenso. Y junto a ellos, tan cerca que casi la podía tocar, una luz intensa, cegadora. Cálida. Tengo que tocarla. Y su mano se alejó del cuerpo de Gabriel. Notó resistencia. Él le decía algo, la retenía. Pero ella tenía que tocar aquella luz.
Primero fue frío. Después calor. Placer. Dolor. Cientos de remolinos recorriéndole el cuerpo. Sintió que la luz le atravesaba. Dejó de sentir a Gabriel. Sólo entonces se asustó. Buscó sus manos y encontró su voz. Tranquila, no me moveré de tu lado. Buscó su mirada cálida, sintió de nuevo el suelo bajo sus pies.
¿Qué ha ocurrido Gabriel?
Tocaste una estrella, ahora eres una también.
Como tú.
Como yo.

8 Noviembre 08

Aún no sabe cómo lo adivinó. La idea estaba ahí, en su cabeza, y cuando él le miró con aquella mirada suya, tan limpia, tan cristalina, no necesitó más explicaciones. Ahora lo entendía todo. El calor de sus manos, la ternura con que ningún otro se podía comparar. Ahora los sentía en su interior. Sentía que por primera vez sus ojos veían muchas cosas. Alargó sus manos para tocar de nuevo a Gabriel. El torbellino volvió a recorrerle el cuerpo, pero esta vez él no le retenía. Sonreía frente a ella lleno de felicidad.
Ahora sabes quién soy.
¿Volverás a irte?
Podrás venir conmigo.

Parece ser que he vuelto a tener un momento hiperquinceañero. Conste que esto lleva escrito desde las fechas anteriormente indicadas. Supongo que estaba premonstruosa. O algo así. Lo he encontrado y me ha dado por colgarlo aquí, para futuro escarnio público. Que sus conozco rolerillos frikosos. A ver quién se mete con la Señora Suprema que promete que esta vez no se le pasan trampas ni maldiciones. Empiezo a pensar que tengo doble personalidad. Ay de vosotros!

5 comentarios:

Ash dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ash dijo...

Oh, Señora Suprema! No sabía que vuestra oscura alma era capaz de albergar tales cosas. Sin duda alguna vuestro petreo corazón comienza a tener grietecillas...

Salve la Señora Suprema! Que desde ahora se la conozca en todo el reino como "Azote de Diabéticos" XD.

Ladonna dijo...

Jajajajaja, Ash el peloteo no aumentará las grietas...
Por cierto ¿a qué debemos este cambio de personalidad?

Ash dijo...

Unificación de nicks :P

Ladonna dijo...

Ahhhhh. Pos me gustaba más Mordrog...