viernes, 12 de junio de 2009

Coma diabético.

Estas son las consecuencias de ver dos pelis románticas seguidas. Y del síndrome premonstruoso. Esto, chicos, pasa por la cabeza de muchas chicas, no sólo de la mía. No al pie de la letra pero sí en líneas generales. Podeís tomar apuntes. Prometemos no reirnos. Al menos en público.

PD. Se admiten, sugieren y solicitan ejemplos por parte del público masculino. Aunque no tengaís SPM.

Nota de la autora:

A veces tengo que soñar para seguir viviendo. Era algo que hacía en el colegio y que continué haciendo en el instituto. Después la cosa cambió. Los sueños no eran realidad pero la realidad era mejor que los sueños. Ahora le niego los sueños a mi realidad. Sería anticiparse. A veces los sueños pueden más que yo. Y me molestan. Porque son bonitos pero ya no son lo que quiero. Aún así, siguen ahí. Llenan los espacios vacíos. Ninguno es mejor que mi realidad. Pero a veces son mejores que mi hoy. He decidido escribirlos para que no sean mas sueños y se conviertan en simples relatos. Siempre tendrán una parte de mí. Pero ya no serán míos.

Comencemos...

Él siempre aparece de repente, como en las películas. Al cruzar una calle o subir al ascensor. Nuestras miradas se cruzan y el universo se para. No me busca, estoy segura. Ni yo a él. Son simples casualidades. Es el universo jugando a desordenar mi mundo. Ayer, al salir del trabajo, volvió a ocurrir. Él venía cargado de paquetes y yo estaba agotada. Pero nuestras miradas se cruzaron y el universo se detuvo. Los sonidos desaparecieron. De repente todo fué luz. Lentamente, burlando a la gravedad, uno de sus paquetes cayó al suelo. Nuestras manos se rozaron al recogerlo. Y juro que la electricidad provocó un destello. Por primera vez vi realmente sus ojos. Percibí su olor. Olía a primer día de lluvia. Y a hierba recién cortada. Gracias. Y nos separamos.  Y no pude dormir. Y esta mañana al mirarme al espejo ya no era yo.
He llegado al trabajo buscando sus ojos en cada esquina. Y al sentarme frente al ordenador sus ojos estaban ahí, tras mi reflejo. Y una nota: Devuélveme mi mirada.



Nos presentaron en el trabajo. Yo ya lo conocía. Era uno de ellos. Alguien le dijo mi nombre, me dió la mano y nada más. Una sonrisa. Después nos vimos cada día. Yo enredada entre mis papeles, sin mirar más allá de mis proyectos. Y él con ellos, siempre con ellos. Y siempre una sonrisa. Aquella tarde me entretuve con los dibujos. No había nadie en el despacho y tenía encendida la radio. Cantaba bajito mientras dibujaba. Me gusta. No le oí. Me gusta tu dibujo. El sobresalto hizo volar el lápiz. Perdona, no te había oído. Decía que me gusta tu dibujo. Gracias. No era más que una chorrada ¿cómo podía gustarle? ¿Vas a quedarte mucho más tiempo? Yo tengo que terminar un par de cosas, después podría acompañarte a cenar. No me gustaría que te fueras sola. No. Claro. Digo, si. Pensaba quedarme un poco más. ¿Entonces cenamos juntos? Claro. Después. Un par de cosas. Y se fué como había venido. Rápido y silencioso. Y entonces desperté. ¿Acaba de  invitarme a cenar? ¿A mí? Los pensamientos volaban alrededor de mi cabeza a tal velocidad que temí marearme. Recogí mis cosas. Limpié mi escritorio. Me dirigí a la salida. Volví a por la chaqueta. Llovía. Mierda, no he traído el paragüas. No te preocupes. No pienso permitir que te mojes. Llevaba un paquete en la mano. La cena. ¿Un picnic en el jardín? Señalaba la alfombra verde de la sala de reuniones. ¿Dónde está la mesa? Nueva decoración ¿recuerdas? La mesa nueva aún no ha llegado. Fuera llueve. Estoy sentada en un jardín de algodón verde. Él está sirviendo la comida.



Todas las mañanas "Buenos días". Todas las noches "Buenas noches". Siempre trato amable y distante. Ocupado. Yo siempre en el suelo. Con los niños y llena de pintura. Coincidimos en las cenas ¿Me pasas la sal, por favor?. A veces le oigo tocar. Su guitarra ocupa mis noches. Los niños ya duermen. Los demás también. Pero yo le oigo tocar. A veces incluso antes. Hoy toca cuando entro en la ducha. La casa está vacía. Los padres y los niños están hoy fuera ¿por qué?. Al salir solo oigo su guitarra. Sobre mi cama un vestido y una nota: Seguro que te queda perfecto.  Alguna de las chicas ha tenido el precioso detalle de regalármelo. Me lo probé ayer después de llevar a los niños al estudio. Están de vacaciones, por eso está la casa vacía. ¿Y por qué sique él aquí? Ya no oigo la guitarra. Me he puesto el vestido. ¿Preparo la cena? ¿Para uno o para dos? ¿Dijo él algo cuando los demás hablaban de vacaciones? Bajo las escaleras. Huele a menta fresca. Está en la cocina. Estás preciosa. Gracias. El vestido no me lo han regalado las chicas. ¿Cena para dos? Dirige su mano al salón, me giro y su mano roza mi cintura. Su guitarra está lejos. Su voz está en mis oídos. Hay rosas sobre la mesa. ¿Cena para dos? Me pasa una copa. Ha empezado a sonar música. Tranquila, dulce. Estamos bailando. La menta y las rosas invaden el ambiente. Mi copa está sobre la mesa. Apenas si he bebido. Sus manos acarician mi espalda. Cerca, muy cerca. El baile es cada vez más lento. Me acaricia el cuello. Levanto la cabeza. Su mirada está ahí, esperándome. Nuestros labios se rozan. Sólo un momento. Ya cenaremos luego.


Se acabó. Perdonadme tanto edulcoramiento. 
Besitos empalagosos!!

17 comentarios:

Mordrog dijo...

DESDE CUANDO ESTÁS CON OTRO??!! :P

Ladonna dijo...

?????????????????

DocPat dijo...

Hay muchas cosas de mí que "casi" nadie conoce...

Ladonna dijo...

Socorro

Beatriz dijo...

Me han descolocado más los comentarios que el texto, ja ja...

como dices, una sobredosis de empalagoso romanticismo pero magistralmente escrito. Un beso. Bea

Ladonna dijo...

Muchísismas gracias Bea, menudo halago!!
Besos.

Mordrog dijo...

Tía, lo he intentado, pero no me sale nada romántico. Creo que he dejado de creer en el amor :/

Ladonna dijo...

Anda ya hombre!!

*AnGy* dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mordrog dijo...

Cada noche se repite el mismo sueño. Cada mañana la misma pesadilla... Alargo el brazo y ella no está, ya hace tiempo que se marchó pero, en las sábanas arremolinadas, aún huelo su perfume.

Dejo que me invada, que me transporte hasta ella, hasta sus besos, hasta sus caricias... Escucho sus promesas pero, entonces miro la cama y sigue vacía.

Hasta la noche, la noche en la que hallamos refugio, la noche que nos abraza y nos pierde en su oscuridad. Esa misma oscuridad que nos hace confundir los colores; del blanco y el negro solo queda el gris; un gris en el que todo tiene cabida, hasta las promesas de amor...

Ladonna dijo...

Gracias Mordrog!!!

Anónimo dijo...

Vaya, vaya, si al final de tanto dulce y empache de ñoñería (lo digo por “Crupuscolo”, que nadie intente buscar una doble lectura o puñala trapera) hemos encontrado algo bueno... Lo que no me queda muy claro, es lunes por la mañana y la noche ha sido mala, es su son tres sueños que has tenido, tres fantasías o tres principios de relatos o son un continuación cada uno del otro...

Primero el señor Cos con sus historias de Batteltech y luego tu con estas tres pequeñas joyas o peritas en dulces (si, este si va con doble lectura).
No me malinterpretes, los resúmenes de las partidas están bien, sobre todo me gusta ver como perciben otros las cosas, como las recuerdan... pero son esos, resúmenes en los que intentas más hacer una recopilación de los hechos que desarrollar un texto. En estros tres hay mucha más fluidez.


El Anonimus... esto como se creo una identidad para no tener que firmar siempre?

Ladonna dijo...

Anónimus,muchas gracias. Voy a empezar a creérmelo y todo. Son tres relatos a secas. Cosas que se me ocurren cuando estoy con los niños en el colegio... ;S

Para no tener que firmar creo que tienes que hacerte una cuenta de gmail o algo así. Pregúntale a Rou a ver si él se acuerda.

Besitos!

Antowedding dijo...

Me encantaria que te mudes a Argentina, pero como me decis en el blog, bien te enteres de tu gran momento, te voy a enviar todo para que festejes con todos los detalles por tu fiel seguimiento a el blog!!
BESOTES

Ladonna dijo...

Muchas gracias Anto!
Y tranquila que seguro que para eso aún queda tiempo ;)

Besitos!!

Anónimo dijo...

weeeeeeee, he encontrado el sitioooo jijijijiji. muy romantiko todo,si señora! xo me guzzta :):):)


(tu hermanisima)

Ladonna dijo...

Jajajaja, gracias loca. Espero verte por aquí más a menudo...

Besitos hermanísima!!