viernes, 20 de julio de 2012

Porque no podemos quedarnos parados, porque hay alternativas y algunos no quieren escucharlas, porque nuestros hijos no vivan peor que nosotros, porque, por ahora, es lo único que sé que puedo hacer...