lunes, 6 de abril de 2009

Domingo de Ramos. Rol. Vol. I

Eihrulan, Nómar y Aliena salieron al exterior del templo en el que habían pasado la noche. Lo rodearon hasta alcanzar, en la parte trasera, lo que en algún momento debió ser el cementerio del pueblo. Observando las tumbas pudieron ver que las tumbas más antiguas estaban cuidadosamente talladas mientras que las más modernas apenas si eran piedras clavadas en el suelo, las plantas silvestres cubrían el suelo haciendo suyo el viejo cementerio.

Eihrulan y Aliena se miraron: alguien los estaba observando. Cuando se giraron para comprobarlo sólo llegaron a vislumbrar una capa ondeante tras la esquina del templo:
 
 - ¿Quién hay ahí?- preguntó Eihrulan en común.
 - No sois espectros ¿verdad?- Preguntó un ser de pequeño tamaño y  voz femenina cubierto de harapos.
Aliena se palpó los brazos: No, yo diría que no - dijo.
- Podríais ser espectros y no saberlo.
Eihrulan cogió una piedra pequeña y se la lanzó a Nómar, al que golpeó débilmente.
- No somos espectros.- dijo.
- Entonces ¿me ayudaréis, por favor, me ayudaréis?.- La figura se descubrió como una joven pelirroja de rostro aterrorizado y marcado por las lágrimas.
- Pero, ¿quién eres? ¿qué es lo que te ocurre?
- Me llamo Rianna. Se los ha llevado, el mago de la torre se los ha llevado.
- ¿A quién? ¿Qué mago?
- El mago de la torre se ha llevado a mi hermano y a mi prometido. Somos los últimos que quedamos en el pueblo, vivimos en la casa que hay junto al río. El mago Gadar se ha llevado a todos aquellos que no han huido del pueblo, incluso a los aventureros y viajantes que han pasado por aquí.
- ¿Gadar, el mago se llama Gadar?.- Los compañeros ya habían oído ese nombre...
- Sí, hechiza a los jóvenes y se los lleva a la torre, de donde sólo han vuelto espectros.
La muchacha lloraba mientras hablaba y, al secarse las lágrimas, pudieron ver cómo sus manos estaban heridas probablemente por haber intentado entrar en la torre a la fuerza.

Los compañeros se apartaron un poco de Rianna para poder discutir sin que ésta les escuchara. Intentarían entrar en la torre y rescatar a los dos jóvenes. Aliena sugirió drogar a Rianna suavemente para que ésta no pudiera acompañarles ya que podría ser un estorbo o incluso traicionarles. Nómar y Eihrulan estuvieron de acuerdo, le darían algo de comer y la dejarían durmiendo con el Buscador y el kender. Mientras tanto, ellos se dirigirían a la torre según el plan que acababa de trazar Eihrulan: Irían los tres a negociar con el mago pero sólo ella sería visible. Aliena usaría su anillo de invisibilidad y Eihrulan cubriría a Nómar con un hechizo de invisibilidad así, si las cosas se ponían feas en la negociación, Aliena y Nómar podrían ayudarle.

- Está bien, te ayudaremos - dijo Nómar, - pero primero será mejor que comamos algo.


4 comentarios:

Rou dijo...

Esta bien la historia. La verdad es que espero el volumen 2 con impaciencia. Parece que estoy esperando un capitulo de Heroes.

Jajajaja

Mordrog dijo...

Mmm...y esto? No esperariáis hasta ue me fui para jugar a rol, no?!

Ladonna dijo...

Rou, tranquilo, el volumen dos no se hará esperar. No como otros...

Mordrog, en realidad no. Lo cierto es que les costó bastante que Anonimus Perikus y yo quisiéramos jugar.

DocPat dijo...

Querido Mordrog:
Digamos que, cuando el aburrimiento se les hizo insoportable, no vieron con tan malos ojos jugar.
Siento que no fuera antes de que te fueras ni con tiempo suficiente para que participaras.
Esperemos que podamos evitar este tipo de situaciones cuando tengas coche propio y por tanto mayor libertad/flexibilidad de horarios.